vie. Jul 19th, 2019

Acerca del odio visceral de clase de La Nación contra ANEP y su Secretario General

Albino Vargas Barrantes, Sindicalista.

El reconocido ciudadano y politólogo de prestigio, don Claudio Alpízar, me escribió un mensaje por WhatsApp, a las 13 horas y 46 minutos de este pasado día viernes 19 de octubre, indicándome lo siguiente: (totalmente textual):

“debes a salir a desmentir la.mentira del gobierno de Ortega de q por la huelga en CR han muerto 40 personas esa mentira ningún buen costarricense lo puede avalar”

Un minuto después, a las 13 horas y 47 minutos, le respondí por la misma vía, textualmente así:

“Que barbaridad! Adónde lo dijo”

De seguido, don Claudio me remite, vía “link”, a un video titulado “Consejo Permanente de la OEA realiza sesión para abordar la crisis en Nicaragua”. Además, me señala que es a la altura de la hora y 42 minutos que dura el video, el momento en el cual donde el representante de Nicaragua dice semejante barbaridad… Constatado por mí ello, le respondí a don Claudio lo siguiente y siempre por WhatsApp:

“DANIEL ORTEGA MIENTE!!

En Costa Rica no hay muertos por la Huelga Patriótica contra el combo fiscal que promueve Alvarado y su grupo PLUSC-PAC (más el periodismo del odio que lo sostiene). Ellos emplean otros métodos más “sofisticados” contra el pueblo que les enfrenta. ANEP”.

Hoy, sábado 21 de octubre, quedé atónito y estupefacto pues jamás pensé que el odio visceral del periódico La Nación contra la organización sindical que represento, los llevaría a tal nivel de degeneración ética y de insolvencia moral absoluta en cuanto a rebasar los límites mínimos de la decencia periodística, cuando publican una perversísima nota de prensa pretendiendo enlazarnos con la mentira de Daniel Ortega según lo dicho por su representante en la sesión del Consejo Permanente de la OEA. La Nación pone lo siguiente:

“DEBATE EN EL SENO DE LA OEA

Nicaragua afirma que huelga tica registra ‘numerosos muertos’

Acusación surge luego de que Albino Vargas, de ANEP, denunciara represión”

Leyendo la nota, en cuestionamiento por nuestra parte, anota La Nación lo siguiente:

“Antecedente. Días atrás, Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), denunció represión de ‘sesgo militar’ y la violación a su libertad de tránsito. Por ejemplo, el 4 de octubre Vargas advirtió en su cuenta en Twitter: ‘Parece que se avecina en las próximas horas de la noche un desalojo violento del campamento de patriotas que fue instalado frente a la Asamblea Legislativa. La represión (sic) de sesgo militar ordenada por Alvarado y la troika PLN-PAC-PUSC es inimaginable para la Democracia. Pero el mundo lo sabrá’ “.

Luego La Nación cita al representante de Nicaragua en la OEA, el cual afirmó:

“La policía irrumpió con violencia contra los protestantes pacíficos hasta lograr remover los bloqueos temporales en carretera y acceso a instituciones públicas en particular en la provincia de Limón, en Caldera y la frontera sur de este país, donde se desató una fuerte represión policial con saldo de números muertos…:”.

Así las cosas, por respeto supremo a quienes creen en las causas que defendemos; y, también por respeto supremo a quienes nos adversan, pero de manera decente, indico lo siguiente:

UNO: Reconfirmo mi respuesta a don Claudio al enterarme él del infundio de Ortega contra nuestro país en el marco de la Huelga Patriótica contra el combo fiscal que está en desarrollo:

DANIEL ORTEGA MIENTE!!

En Costa Rica no hay muertos por la Huelga Patriótica contra el combo fiscal que promueve Alvarado y su grupo PLUSC-PAC (más el periodismo del odio que lo sostiene). Ellos emplean otros métodos más “sofisticados” contra el pueblo que les enfrenta. ANEP”.

DOS: Nuevamente, rechazar con absoluta contundencia, la indescriptible perversidad de la oligarquía neoliberal costarricense y su periódico “estrella”, La Nación, de pretender vincular el movimiento cívico-popular costarricense contra el combo fiscal, con nexos con Ortega, como si se tratase de una conjura de traidores a la Patria para perjudicar a nuestra amada Costa Rica.

TRES: La contundencia del golpe sociopolítico que el pueblo costarricense le ha dado al combo fiscal y a sus patrocinadores político-ideológicos como beneficiarios directos del mismo, no será “perdonada” jamás por esa oligarquía neoliberal y sus medios promotores del periodismo del odio. De ahí que, en su desesperación por la inminente caída de su proyecto fiscal, intenten desprestigiar al movimiento de la Huelga Patriótica, con estas novelas paranoicas de conspiración antipatriótica buscando intimidar a la Sala IV que, en definitiva, resolverá sobre el combo fiscal.

CUATRO: Hace tiempo decidimos no darle declaraciones a este periódico, emblema del periodismo del odio. No lo ocupamos. Afortunadamente, para bien de la Democracia costarricense, la prensa decente enaltece el régimen de Libertad de Expresión consustancial a la convivencia civilizada de nuestra sociedad. Esa gente de La Nación tiene que ir a otras fuentes para montar sus infundios y sus bajezas en contra nuestra.

QUINTO: ANEP y quien esto escribe, servidor suyo, como Secretario General, somos tan solo una parte del amplio movimiento cívico-social y patriótico contra el combo fiscal. Nos sentimos orgullosos de nuestro aporte en esta noble causa y ha resultado una extraordinaria experiencia luchar junto a tantas organizaciones, grupos civiles y ciudadanos en cuanto tales, con aportes de inmensísima calidad ético-moral incuestionables.

SEXTO: Siempre hemos estado conscientes del odio de clase que exuda La Nación en contra de la clase trabajadora, en contra de sus legítimas organizaciones (los sindicatos); y, particularmente, en contra de quienes laboran para el sector Público. Tiene este medio una ineludible responsabilidad en la promoción de la polarización confrontacional que ha conmocionado a nuestra sociedad; y, es también responsable directo de la alteración de la paz social y de la convivencia institucional. Aunque ya estamos acostumbrados al odio visceral de La Nación en contra de la ANEP, sus demenciales excesos y la degeneración ética de su práctica periodística necesitan ser cuestionados cuando, como en esta ocasión, sobrepasan los límites de la locura mediática en que se ven envueltos con el tema fiscal.

San José, sábado 20 de octubre de 2018.

Albino Vargas Barrantes
Secretario General ANEP
Cédula No. 1-457-390

 

 

 

 

 

 

 

La entrada Acerca del odio visceral de clase de La Nación contra ANEP y su Secretario General se publicó primero en La Revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *