mié. Nov 14th, 2018

Carolina Hidalgo, la presidenta del Congreso enfrentada a duras tareas

Los legisladores tienen deudas políticas que tarde o temprano se tiene que atender, la más importante en este momento en la agenda nacional es el gran reto para lograr la aprobación de una reforma fiscal.

Reforma pospuesta por década y agravada por la inacción del gobierno anterior para haber concretado avances significativos y no dejarle de herencia a su sucesor el reto de tramitar una serie de proyectos como lo son reformas la reforma fiscal, al Reglamento Legislativo y a La Ley Orgánica del Poder Judicial.

En este escenario los diputados entrantes se vieron envueltos an una situación que nunca esperaron y para cuyo manejo era importante contar con un buen director de orquesta, en una Asamblea Legislativa integrada por 7 fracciones parlamentarias.

Así fue que decidieron el 1º de mayo encomendar la presidencia del Congreso a Carolina Hidalgo y convertirla en la tercera mujer en ocupar este alto cargo, tradicionalmente monopolizado por hombres.

Hidalgo, de 35 años, es abogada especialista en resolución de conflictos. Esa es una de las cualidades que valoraron sus compañeros para proponerla ante diputados repitientes de gran experiencia. Hay que tener presente que la bancada del Partido acción Ciudadana (PAC), cuenta con 10 diputados y requería el apoyo de otros sectores para alcanzar la presidencia del Congreso, lo cual logro esta vez sin mayor dificultad, pues la mayoría opositora coincidió en una fórmula pluripartidista presidida por el partido oficialista.

“Ha sido enriquecedora porque le permite a uno conocer la visión de quienes han pasado por la Asamblea Legislativa en otras ocasiones. También, la diferenciación desde la perspectiva de esas anteriores experiencias y la nueva conformación de la Asamblea“, declaró su experiencia en estos meses.

En su experiencia profesional se destaca su trabajo en la Dirección Nacional de Resolución Alterna de Conflictos (Dinarac), que pertenece al Ministerio de Justicia y Paz. La presidenta del Congreso también fungió como asesora parlamentaria durante el periodo 2010-2014.

Pero, ¿cuál ha sido el mayor reto para la tercera presidenta legislativa en estos tres meses en funciones?, Hidalgo respondió: “Lograr consensos con la reforma fiscal dado que tenemos una fracción que es minoritaria y ha sido el tema más importante”.

Sobre este aspecto, la legisladora del PAC, se refirió desde su primer discurso el 1º de mayo anunciando que daría prioridad al derecho de enmienda al plan fiscal que tramitarían los nuevos diputados.

“Yo como Presidenta lo que hago dirigir el debate y es acompañar el procedimiento porque recordemos que muchas de la fases del 208 BIS (vía rápida) se ve en la presidencia de la Asamblea y monitoreando el proceso para que se lleve de la mejor forma y, por supuesto, facilitando espacios de encuentro en las distintas fracciones”, dijo Hidalgo.

El primer día de revisión de mociones por parte de la comisión de reforma fiscal, Hidalgo estuvo presente en la sesión al lado del ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza y otros jerarcas oficialistas.

“Yo respeto el liderazgo temático de mi compañero diputado Welmer Ramos, que es quien preside la comisión y es especialista en el tema, por ello he dado la oportunidad de que sea él quien lidere el día a día”, señaló.

Hidalgo admite que se necesita fortalecer el diálogo entre el gobierno y los diputados de oposición para poder avanzar hacia la aprobación de la reforma fiscal, a la misma vez que enaltece el trabajo del presidente de la República Carlos Alvarado.

“Me parece que la fracción oficialista y el Ejecutivo ha hecho un esfuerzo por acercarse a las distintas fracciones, pero también recibimos con humildad las observaciones respecto a que deberíamos estrechar más lazos y que deberíamos tener más encuentros escuchar más las preocupaciones de las distintas fracciones” y manifestó también: “Entonces hay que intentar fortalecer el diálogo y recibir con humildad la retroalimentación”, añadió.

Para Carolina Hidalgo, su meta es demostrar más con acciones que la participación de la mujer en la política es posible: “Cada vez se sientan y puedan acercarse más a la participación política. Es viable hoy para las mujeres poder acceder a estos espacios, pero va a ser posible en la medida de que nos involucremos. Las mujeres podemos ocupar estos espacios”.

Sin duda que el paso de la Diputada Hidalgo por la presidencia del Directorio Legislativo dejará huella en materia de búsqueda de acuerdos, consenso y diálogo, lo cual redunda en beneficios para el país y contribuye a la buena gobernanza.

La entrada Carolina Hidalgo, la presidenta del Congreso enfrentada a duras tareas se publicó primero en La Revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *