Un móvil podría durar 12 años si no se acortara su vida intencionadamente

Medias que se rompen al primer uso, bombillas con una vida útil de solo 1.000 horas y lavadoras que funcionan durante poco más de un lustro. La obsolescencia programada afecta a productos de múltiples sectores entre los que destacan el textil, el de los electrodomésticos y, también, el de los smartphones, que en muchas ocasiones se ralentizan y empiezan a dar fallos apenas un par de años después de comprarlos.

Seguir leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *